¿Y por qué nos gustan tanto las linternas?

«Haz más de aquello que te haga feliz»

Recientemente, me sorprendí al descubrir que un amigo colecciona maquinillas de afeitar antiguas o de época.

Yo me cuidé muy mucho de criticar su hobby pero los demás presentes no fueron tan comedidos y es por ello por lo que mi compañero se pasó 15 minutos tratando de explicar su curiosa o extraña afición.

A los 10 minutos el tema ya había pasado de divertida conversación a casi encarnizada discusión.

Mientras tanto, mi mente no dejaba de tratar de expresar en palabras el motivo por el que puedes encontrar decenas de linternas en cierto cajón de mi casa.

Ya ni quiero contar las baterías.

Tras una intensa búsqueda en varios foros, tratando de comprender el motivo de otros linternófilos, he creado una lista con las causas que nos llevan a leer webs como esta en la que te encuentras.

.

.

He aquí un compendio de todas las buenas razones que me he encontrado:

.


.

Razones por las que nos gustan las linternas:

  • Me fascina la simple ciencia de crear luz de la nada.
  • Son el remedio al miedo natural y primario que tienen el ser humano a la oscuridad.
  • Me vuelven loco los gadgets, comprarlos, jugar con ellos, examinarlos, poseerlos.
  • El poder ver en la oscuridad es como un super poder. Siempre me ha fascinado.
  • Llevamos un paraguas cuando hay un 50% de probabilidades de que llueva. Bien, pues hoy hay un 100% de probabilidades de que se haga de noche.
  • Me atraen las propiedades físicas de la luz. Los lúmenes, grados kelvin, tinte de la luz, reflexión y refracción… así como nuestra capacidad para modificarlas a nuestro antojo.
  • Las linternas están muy relacionadas con mi otra pasión, la la fotografía.
  • Me encanta tener un hobby que se sale de lo común.
  • Las linternas son para mí un 25% (incluso menos) de necesidad y un 75% de amor a la tecnología.
  • Pueden ser un medio de autodefensa, protección contra la oscuridad, hechas de metal, ingeniería muy precisa, ¿cómo no me van a gustar?
  • Me apasiona el tener algo tan pequeño pero tan poderoso, es como llevar un pedacito de sol en el bolsillo.
  • Pues porque hay muchas cosas peores que podría estar haciendo con mi dinero.
  • Son mucho más prácticas que los platos decorativos que colecciona mi mujer.
  • Comparado con otras aficiones, las linternas te hacen ahorrar mucho dinero: relojes, fotografía, estilográficas, coches, ordenadores,…
  • Son una oda a la tecnología. Obtienen una cantidad ingente de luz de unas pequeñas baterías y unos diodos diminutos de un modo que ni podríamos haber imaginado no hace tantos años.
  • Son el mejor modo de crear conversación. Dile a un extraño eso de… «pues yo colecciono linternas». Verás como no te olvida.

.

¿Y cuál es tu razón? Déjanosla en los comentarios un poco más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *